Cuando tu cuerpo te pide que pares... (Parte 1)

lunes, septiembre 28, 2015

"Estoy demasiado ocupada ahora para estar enferma"... eso le he repetido a mi madre mil veces mientras me ponía la chaqueta corriendo y dejaba caer el bolso con fuerza en mi hombro para (como siempre) salir corriendo de casa hacia alguna reunión o algún compromiso. Esa era mi respuesta comodín cada vez que mi madre me preguntaba si me encontraba bien porque tosía, me sonaba, tenía un poco de fiebre o simplemente, me veía mala cara por mi querida "amiga" de visita mensual. Y al soltar aquella respuesta, lo hacía entre una leve sonrisa de esas que te salen cuando quieres dejar ver "poderío", fuerza, control de situación... un "Tranqui, que conmigo no puede nadie" haciéndome la importante.

Mi madre al principio sonreía "la gracia", pero poco a poco empecé a notar que cada vez le gustaba menos mi actitud; estaba dejando de lado lo más importante de la vida; nosotros mismos. Y ella lo sabía...

Y un tiempo después, empezó a pasar algo que me dio la "colleja educadora" que necesitaba y que me abrió los ojos...

Una mañana, después de que la noche anterior él y yo hubiésemos montado por fin el último mueble de Ikea en nuestra nueva casa y haber colgado el último "cardigan" (o como diría mi madre -mucho más sabia que yo-; "chaquetita de entre tiempo") en las perchas de madera (también de Ikea, por cierto... y es que una de mis manías es que todas las perchas sean de madera y miren hacia... bueno, de estas cosas os hablaré más adelante) y hubiésemos dormido por fin en nuestra cama modelo MALM perfectamente montada y apretada con la única ayuda de una llave allen y poco más, en nuestro nuevo hogar en Barcelona, empecé a sentir aquello...

Desperté molesta, como con una presión en la boca del estómago. Pensé que algo me habría sentado mal (ya se sabe que en momentos de mudanza es cuando peor se come; demostrado). Pero el dolor vino para quedarse y se empezó a extender hacia el lado izquierdo.

Repetí a mi novio aquello de "ahora no tengo tiempo de estar enferma" como si lo quisiera decir en voz alta para que mi estómago se enterase de eso y dejase de doler; "es una orden". Intenté seguir con todas mis obligaciones. Hacía como si nada; como un niño que se tapa los ojos jugando al escondite pensando que así no le verán los demás. Eso intenté hacer yo con ese dolor; pero nada... ahí siguió...

Después de un diagnóstico erróneo de gastritis y una noche entera de dolores inaguantables, a las 4 de la madrugada le pedí que me llevase a urgencias. Es la primera vez en mi vida que piso un hospital de urgencias; la primera vez en mi vida que pido ir al médico... la primera vez en mi vida que siento miedo por lo que estoy sintiendo.

Llegué a urgencias llorando. Con un dolor que rozaba el límite de las fuerzas de mi cuerpo por mantenerse consciente. Me llenaron el brazo de goteros y empezaron las pruebas. Tras un análisis, una ecografía, unos rayos X y una fibroscopia, me diagnosticaron una "Pancreatitis leve". ¿El motivo? Todavía no lo sé, aunque al terminar esto que os quiero contar, todas llegaremos a la misma conclusión. Sólo sé que fue la peor sensación de malestar que he sentido en mi vida.

Me ingresaron; nada de comer ni de beber en unos días, paracetamol y otros analgésicos en vena y a esperar...

Ya se sabe que cuando uno está en el hospital, te aburres. Te aburres mucho. Y empecé a hacer lo peor que podría haber hecho... con poca cobertura y tirando de tarifa de datos (que por cierto, agoté en pocos días), empecé a buscar por internet qué era la pancreatitis, qué me la podía estar causando... y empecé a empeorar a medida que leía experiencias, foros, consultas médicas online a doctores que (previo pago) esperan tu consulta al otro lado de la pantalla.. Las experiencias con la pancreatitis me ponían los pelos de punta... por primera vez empecé a sentirme pequeña y a darme en cuenta de que no soy imbatible. Que en lo que respecta a la vida en general, hay algo más importante que intentar contentar a todo el mundo o estar en tres sitios a la vez; tu vida.

Y empecé a sentir miedo... porque todo el mundo alguna vez en su vida, reciben una lección así que les hace sentirlo.
Mis rodillas bajo la sábana de la cama del hospital.
Primera noche en urgencias.


Seguimos hablando de esto en unos días ;)
Buenas noches,
Arro.

PD: Recuerda que si te apetece puedes encontrarme a diario en otras redes sociales; Twitter, Facebook e Instagram como "arroin80". También puedes echar un vistazo a mis vídeos en Youtube (AQUÍ).



Comparte esta entrada

Entradas relacionadas

28 comentarios

  1. Me encanta este nuevo giro...xq escribes genial!! Enganchas y transmites!! Y ahora ya sabes...primero tu!Besos guapa y a cuidarte!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encantaaaaaaaaaaa me he quedado con ganas de más.

    ResponderEliminar
  3. Me encanto,espero pronto la siguiente parte bs y a descansar

    ResponderEliminar
  4. Me encanto,espero pronto la siguiente parte bs y a descansar

    ResponderEliminar
  5. Pues me ha encantado, escribes genial!!!

    ResponderEliminar
  6. Por suerte o desgracia, estas collejas nos las da la vida a la mayoría de las personas, sobre todo a las de complejo de Atlas. Como me dijo uun buen amigo una vez, "no puedes cargar e mundo sobre tus hombros, pesa demasiado". Lo bueno es rectificar, darte cuenta de qué estabas haciendo mal, y empezar a darle importancia a tu propio tiempo. Y, sobre todo, escuchar a tu cuerpo, que es el que te avisa.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Querida Arro espero que todo vaya bien y te recuperes pronto!!!!! pero tiene razón tu madre y tenemos que pensar en nosotros mismos y en nuestra salud, es lo más importante!!!! sin ella no funciona bien nada, no disfrutas del dinero y tampoco del amor, en caso de tenerlo!!!, en fin para mí siempre ha sido lo más importante ya que sin ella lo demás no funciona bien, así que hay que pensar mucho en nosotras mismas!!! y mimarnos!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  8. Cuídate muchísimo Arro, me encanta como escribes, consigues transmitir-lo todo genial.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  9. Me encanta esta nueva etapa...
    A por todas chamaquita!!!

    ResponderEliminar
  10. Te deseo todo lo mejor Arro. Necesitamos Arro para rato.

    ResponderEliminar
  11. Pues espero que te recuperes lo antes posible. Tomate las cosas con calma a partir de ahora, guapa.

    ResponderEliminar
  12. Seguro que ahora ya estás estupenda y con la lección aprendida, me alegro que todo vaya bien.

    ResponderEliminar
  13. Espero que te mejores guapa, la vida a veces nos da toques de atención para que paremos y miremos a nuestro alrededor y para que vivamos y nos dejemos de ir corriendo siempre a todos sitios. Pero gracias a estas cosas te das cuentaa.

    un besito!
    El tocador de Mia.

    ResponderEliminar
  14. Eres increíble! Me has puestos los pelos de punta y me has recordado mucho a una historia que pasé yo hace unos meses. Te mando todo mi apoyo y mi ánimo y decirte que eres muy fuerte y que me alegro mucho que estes mejor. Hay veces que se necesita un parón para poder coger fuerzas porque no somos de piedra.. ánimo guapisima! Eres única, tanto como persona como blogger.

    ResponderEliminar
  15. Me alegro mucho de que te hayas animado a mostrar un poquito más de tí. Y también me alegro mucho de que por fin estes mejor, lo peor pasó!!
    un beso
    La moda no puede conmigo

    ResponderEliminar
  16. Ohhh.....no nos dejes así!!! ya me has enganchado!!!jejeje.Espero una segunda parte muy prontito.Cuidate.

    ResponderEliminar
  17. Yo siempre suelo ver tus videos y leer tus post, no comento siempre porque la gente que tenéis tantos seguidores no contestáis casi nunca y la verdad que paso de escribir por eso (cosa que entiendo somos muchas).......,pero si que te he visto muy desmejorada en los últimos tiempos, mucho más delgada pero no por ello te he visto mejor, supongo que el estrés y que algo te estaba pasando......, ahora en cambio ya te veo mucho mejor y me alegro por ello, algunas veces las cosas pasan para darnos un aviso y que cambiemos nuestros hábitos. Un besito.

    ResponderEliminar
  18. Pues ahora a cuidarte, no busques más explicaciones en Internet y céntrate en ti, que eres lo más importante. A veces el estrés no se nota hasta que es tarde, creo que tu cuerpo te pide que bajes vueltas y le prestes atención. Mejórate pronto y cuídate. Ánimo. Nos leemos. Besiños.

    Ysilacosafunciona.com

    ResponderEliminar
  19. Hola Arro! Me alegra mucho saber que ya has empezado a escuchar tu cuerpo. A veces queremos hacer tantas cosas, nos cargamos de tantas obligaciones que nos olvidamos de lo más importante: vivir el ahora, respirar, sentir, disfrutar de la vida que al fin y al cabo es para lo que estamos aquí. Te ha tocado pasar por una enfermedad así para aprender la lección pero seguro que ya no la olvidarás. Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  20. Ai arro que hoy tengo un dia de los de llorar por nada... sigue que quiero seguir echando la lagrima!

    ResponderEliminar
  21. Es verdad Arro! escribes muy bien, y no me extrañaría ver en un futuro un libro tuyo por las estanterías de las librerías.

    ResponderEliminar
  22. Lo importante es que te sientas mejor y sobretodo tomarse la vida con más calma.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Ayyyy churreta meua!
    Ahora a cuidarse mucho, que ya se que estas mejor :)
    Que todo esto haya servido para aprender, como toda mala experiencia aunque el peor parado haya sido el cuerpo de uno mismo. Me alegro muchísimo que estes mejor!

    Siguenos contando!

    Kazu.

    ResponderEliminar
  24. Hola Arro!!! Sé que hace días que publicaste el post pero hasta hoy no he podido lerlo, porque esto hay que hacerlo sin prisas. Igual que la vida, tienes toda la razón del mundo. Si no estamos bien no podemos hacer nada ni ayudar a nadie.
    Me gusta este giro que le has dado al blog, no sólo de belleza vivimos ;-) La cabecera te ha quedado chulísima.
    Un beso fuerte!!!

    ResponderEliminar
  25. Espero que mejores pronto!! :*

    ♡ Besos ♡

    ResponderEliminar

SUBSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Instagram

Páginas vistas en total

Visita mi canal de Youtube

Contacta conmigo